Las deudas pueden ser una gran fuente de estrés y angustia, especialmente si se acumulan y se vuelven impagables. En casos extremos, los acreedores, como los bancos, pueden recurrir a un embargo para recuperar el dinero que se les debe.

En primer lugar, es importante evitar caer en deudas, pero si ya estás enfrentando problemas financieros, es importante actuar a tiempo para evitar que las cosas se pongan peor. En caso de que te enfrentes a la amenaza de un embargo, es importante saber tus derechos y cómo negociar.

De igual forma, te recomendamos que mantengas comunicación con tu familia sobre tu situación financiera y seas honesto sobre tus deudas. En ese sentido, es relevante que estés informado sobre qué obligaciones tienen tus seres queridos en caso de que no puedas cumplir con tus compromisos de pago.

banner_blog_rtdco-1024x536.jpg

¿Qué es un embargo?

Un embargo es un procedimiento legal mediante el cual un acreedor puede tomar posesión de los bienes de un deudor para saldar una deuda. Los bienes que se pueden embargar incluyen dinero, propiedades, vehículos, muebles, electrodomésticos, y otros activos.

Mi familia puede sufrir un embargo por mis deudas?

En general, la respuesta es no. Los acreedores sólo pueden embargar los bienes de la persona que contrajo la deuda. Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla.

Por ejemplo, si un matrimonio tiene una hipoteca mancomunada, la propiedad puede ser embargada para saldar una deuda que se haya complicado al grado de ser demandada por el banco y en consecuencia se aplique un juicio.

Si un acreedor intenta embargar los bienes de un familiar del deudor, éste debe ponerse en contacto con un abogado para que lo asesore.

Ojo, para evitar cualquier problema con tus bienes y preocupaciones familiares te reiteramos la importancia de mantenerte al corriente con tus pagos y aplicar medidas correctivas apenas detectes dificultades con tus compromisos financieros.

¿En qué casos se aplica un embargo?

Un embargo sólo se puede aplicar si el acreedor interpone una demanda contra el deudor y después de un juicio un juez ordena la toma de posesión de sus bienes. Para que esto ocurra, el acreedor debe demostrar que el deudor tiene una deuda válida y que no ha hecho los pagos acordados.

Una vez que el acreedor gana un juicio, puede solicitar al tribunal una orden de embargo. La orden de embargo autoriza al acreedor a tomar posesión de los bienes del deudor para saldar la deuda.

¿Me pueden amenazar con embargarme?

Es poco probable que un acreedor, como un banco, te amenace con embargar. Una vez que dejaste de pagar la deuda, entrarás en un proceso conocido como cobranza extrajudicial. Aquí, una empresa externa conocida como despacho de cobranza se pondrá en contacto contigo para invitarte a pagar.

Después de varios intentos y negociaciones, en el caso más extremo se optará por interponer una demanda por embargo, lo cual implicará un juicio y que un juez determine el embargo.

Toma en cuenta si un despacho de cobranza te amenaza con embargar, es importante que te mantengas calmado y que no te dejes intimidar. Si las amenazas son recurrentes e intimidatorias.

banner_blog_rtdco-1024x536.jpg

Cómo puedo negociar en caso de un embargo

Si te enfrentas a la posibilidad extrema de un embargo, es importante que intentes negociar con tu acreedor. Puedes intentar llegar a un acuerdo de pago que te permita pagar la deuda sin perder tus bienes desde mucho antes de llegar a instancias judiciales.

En la negociación, debes estar preparado para ofrecer algo a cambio de una reducción de la deuda. Por ejemplo, puedes ofrecer pagar la deuda en cuotas mensuales más bajas, o puedes ofrecer pagar una cantidad inicial a cambio de una tasa de interés más baja.

¡Busca soluciones a tus problemas de deudas!

En la medida de lo posible, trata de aplicar medidas correctivas para ponerte al corriente con tus pagos pendientes. Arma un presupuesto, reduce gastos y acércate a negociar con el banco para intentar encontrar una solución.

Si el problema ya es grave, mantén la calma y apóyate en profesionales. En Bravo contamos con un equipo de expertos que pueden analizar tu situación y diseñar un plan de ahorro e incluso otorgar una crédito para sanear los problemas en tus finanzas personales y mantener a salvo tus bienes.

compartir:

Para calcular un descuento necesitamos conocer un poco más sobre tu deuda.

Av. Mariano Escobedo 555, Planta Baja, Col. Bosques de Chapultepec, 1a Sección, Alcaldía Miguel Hidalgo, C.P. 11580, CDMX. Sitio 100% seguro. Tu información es confidencial y está completamente protegida por certificados de seguridad.

go Bravo ® Todos los derechos reservados