Si estás dando tus primeros pasos en el mundo de las finanzas personales, es esencial que te familiarices con los productos y conceptos básicos que te ayudarán a tener el control total de tu dinero. Es muy probable que si ya eres una persona productiva, en un centro comercial o en tu trabajo más de una vez te hayan ofrecido una tarjeta de crédito e incluso al momento que lees esto tengas una en tu cartera. Se trata de uno de los instrumentos financieros más populares que otorgan los bancos y su manejo es relativamente sencillo, ya que con disciplina y planificación te puede ayudar a adquirir bienes y servicios útiles en tu día a día. En términos simples, las tarjetas de crédito son un medio de pago que te permite realizar compras en miles de establecimientos físicos y en el comercio electrónico a través de internet. Así, con una tarjeta, un banco te otorga un límite de crédito que puedes utilizar para efectuar compras, con la condición de que debes pagar el monto adeudado más intereses en una fecha posterior. OJO, ES BÁSICO QUE NUNCA OLVIDES que todas las deudas deben pagarse, por lo que una tarjeta de crédito no debe considerarse como una extensión de tus ingresos ni como una fuente de dinero gratuito. Es un préstamo y al usar la tarjeta, te estás comprometiendo en tiempo y forma a pagar el dinero que utilices de la línea de crédito.

¿Cómo obtengo una tarjeta de crédito?

Si tienes la intención de tener una, la forma más recomendable de obtenerla es solicitarla a un banco. La institución financiera determinará tu límite de crédito basándose en tus ingresos y tu historial en el Buró de Crédito.

Una vez aprobada tu solicitud, debes familiarizarte con los componentes principales de la tarjeta:

Número de Tarjeta: Este número se encuentra en la parte frontal, junto a tu nombre. Fecha de Vencimiento: Indica el período en el cual puedes utilizar la tarjeta y también se ubica en la parte frontal. Código CVV: El Código de Verificación se encuentra en el reverso, junto a tu firma.

Actualmente, varios bancos ofrecen, como medida de seguridad, tarjetas de crédito sin información del cliente, lo cual implica que la consulta de los datos lo deberás de realizar a través de su aplicación en tu teléfono móvil.

banner_blog_rtdco-1024x536.jpg

¿Cómo usar una tarjeta de crédito?

El uso de una tarjeta de crédito es sencillo. En tiendas físicas, simplemente entregas tu tarjeta al momento de pagar, y el encargado de la tienda la deslizará por una terminal de punto de venta, después deberás ingresar tu NIP de seguridad y se efectuará la compra. En operaciones en comercio electrónico desde internet, debes ser cuidadoso y utilizarla solo en sitios seguros y confiables, ya que deberás proporcionar todos tus datos personales y la información de la tarjeta.

Recuerda que tu tarjeta de crédito es personal, y nunca debes prestarla ni proporcionar sus datos a terceros, ya que esto puede exponerte al riesgo de robo, suplantación de identidad o fraude.

¿Cómo pago una tarjeta de crédito?

El proceso de pago de una tarjeta de crédito puede parecer simple, pero requiere disciplina para evitar errores que puedan afectar tus finanzas personales. Es esencial que tengas a mano el estado de cuenta que el banco te envía mensualmente, ya sea en formato físico a tu domicilio o en línea a través de correo electrónico o la plataforma de banca en línea del banco. Una vez que ya sepas cuánto vas a pagar, debes familiarizarte con algunos términos:

  • Pagos Mínimos. Como su nombre lo indica, representa la cantidad mínima que debes pagar para mantener la tarjeta al corriente. pero implica la generación de intereses y la prolongación de la deuda, lo que puede convertirse en un problema financiero serio. Se recomienda evitar este tipo de pagos.

  • Pago Total. Contrariamente a aquellos que optan por el pago mínimo, quienes eligen pagar el total de su deuda cada mes tienen la ventaja de evitar intereses y acceder a mejores condiciones de crédito. Siempre que sea posible, busca liquidar el saldo completo mensualmente. El pago mínimo es aconsejable en momentos de dificultades financieras, pero una vez que tus ingresos lo permitan, es importante ponerse al día con el banco para evitar acumulación de intereses en la tarjeta.

    • Fecha de corte y de pago. Otro aspecto clave que debes identificar en tu estado de cuenta es la fecha de corte, que marca el final del ciclo de gastos de 30 días. La fecha de pago, por su parte, indica el límite para liquidar el monto acumulado durante el mes y suele ser 20 días después de la fecha de corte.
banner_blog_rtdco-1024x536.jpg

¿Cómo manejo los meses sin intereses con mi tarjeta de crédito?

Los meses sin intereses son atractivos, ya que permiten adquirir productos a buen precio sin cargos adicionales. Sin embargo, evita acumular demasiadas compras a meses sin intereses y sobrecargar tu capacidad de pago. De lo contrario, podrías destinar una parte significativa de tus ingresos a la liquidación de deudas, lo que podría afectar tus finanzas personales. Toma en cuenta que un manejo responsable de tu tarjeta de crédito te abrirá oportunidades financieras y te permitirá acceder a productos y servicios en condiciones más favorables sin comprometer tu estabilidad económica.

compartir:

Para calcular un descuento necesitamos conocer un poco más sobre tu deuda.

Av. Mariano Escobedo 555, Planta Baja, Col. Bosques de Chapultepec, 1a Sección, Alcaldía Miguel Hidalgo, C.P. 11580, CDMX. Sitio 100% seguro. Tu información es confidencial y está completamente protegida por certificados de seguridad.

go Bravo ® Todos los derechos reservados